Alex Maxim / Getty Images

En los últimos años, los especialistas en marketing han vivido en la era de los macrodatos y de la personalización. Ahora vivimos la "era del consentimiento". El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que entró en vigor el 25 de mayo, obliga a las empresas a proteger los datos personales y la privacidad de los ciudadanos de la Unión Europea. Esto significa que los profesionales del marketing tendrán que actualizar sus políticas de privacidad, pero lo más importante es que tendrán que encontrar nuevas formas innovadoras de conectarse con los clientes y obtener su consentimiento para utilizar sus datos a fin de continuar su "relación de marketing" con ellos.

Durante meses, los expertos en marketing de la UE se han estado preparando para la entrada en vigor de esta nueva regulación. Sin embargo, la regulación afecta a todas las empresas a nivel mundial, incluidas las de Estados Unidos, que recopilan y gestionan datos de ciudadanos de la UE. Muchos especialistas internacionales siguen teniendo dificultades para comprender qué pasos deben seguir para implementar esta nueva regulación y cómo impactará su estrategia de marketing en el futuro.

Independientemente de si está recopilando y administrando datos sobre ciudadanos de la UE, ahora o planea hacerlo en el futuro, aquí hay algunos consejos para sobrevivir a esta nueva era de consentimiento.

Adaptar y personalizar: la respuesta para retener clientes

La pregunta que se hacen muchos profesionales del marketing es si el RGPD también afecta a los clientes actuales que ya han dado su consentimiento a la utilización de sus datos. ¿La respuesta? Sí, también les afecta. De acuerdo con la regulación, el consentimiento se define como "una declaración o una clara acción afirmativa" por parte de un cliente. Esto podría significar que sus clientes marquen una casilla en su sitio web o respondan a un correo electrónico. Incluso si han dado su consentimiento en el pasado, es probable que no sea reconocido en virtud de la RGPD, así que tendrá que obtener el consentimiento de nuevo.

Entonces, ¿cómo puede convencer a sus clientes para que compartan de forma voluntaria su información? Siendo lo más transparente posible sobre cómo se utilizan y mantienen sus datos. Esto significa entregar contenido personalizado y productos a medida o recomendaciones de servicio a sus clientes para garantizar que estén cosechando los beneficios de esta nueva regulación. Ofrézcales la oportunidad de actualizar sus preferencias de marketing y concéntrese en los beneficios que obtendrán al compartir dicha información. Es más probable que se mantengan comprometidos con la marca si ven ofertas relevantes para ellos.

La personalización no es un concepto nuevo, pero el RGPD está forzando a los expertos de B2C y B2B a adoptar una comunicación individual que se adapte a los intereses únicos de los clientes si desean conservar sus datos. Las marcas están adoptando diferentes métodos de personalización para alentar a los consumidores a "participar voluntariamente". Un método es entregar contenido que se adapte a las preferencias del individuo y a una parte específica del recorrido del cliente. Por ejemplo, los consumidores pueden optar por recibir un libro electrónico que aborde algunos de sus desafíos únicos en la industria. Desarrollar vídeos divertidos, personalizados y atractivos, y herramientas interactivas de marketing como chatbots puede proporcionar una excelente manera de mostrar el valor de su marca y lograr que los consumidores colaboren y participen durante el compromiso. Los consumidores tienen miedo de no estar al día, así que asegúrese de que sus consumidores comprendan exactamente qué se perderán. En última instancia, se reduce a conocer a su público y ser atento y flexible a sus necesidades. Cambie la manera de crear y ofrecer contenido a sus clientes, con el objetivo principal de hacer que deseen consumir más. Si bien puede parecer una tarea complicada en el mundo del B2B, considere opciones progresivas de "suscripción voluntaria" para atraer a sus clientes a compartir más información a medida que avanzan en el embudo.

Abordar el dilema de los datos de terceros

Es probable que los datos de terceros sean el mayor dolor de cabeza de los especialistas en marketing internacional. Bajo el RGPD, no solo su empresa es responsable del cumplimiento, sino que también lo es todo el ecosistema de su proveedor que está procesando los datos de sus clientes. Muchos profesionales de marketing confían en proveedores externos (como los sistemas de gestión de relaciones con los clientes –CRM– y los proveedores de servicios de correo electrónico) para interactuar con los clientes. Como gestor, es su responsabilidad hablar con los socios externos que procesan los datos de sus clientes y asegurarse de que estén tomando las medidas adecuadas para mantenerse en conformidad. Esto incluye tener las herramientas en su lugar que les permitan recuperar y eliminar los datos del usuario, un componente principal del RGPD.

Las nuevas realidades del marketing multicanal

Uno de los mayores problemas en la era del consentimiento es la posible pérdida de datos. Los clientes tienen derecho a participar, o no, en las comunicaciones y el tipo de datos que comparten. Esto tendrá un gran impacto en la generación de oportunidades. Por ejemplo, los especialistas en marketing a menudo usan direcciones IP para comprender los patrones de comportamiento de los clientes. De acuerdo con el RGPD, esta información se perderá a menos que el cliente acepte compartir esta información. Para los especialistas en marketing, esto significa perder información crucial sobre el comportamiento, la ubicación y las preferencias. Ejecutar una estrategia multicanal personalizada será extremadamente difícil, así que es esencial educar a sus clientes sobre cómo se utilizan sus datos para que pueda beneficiarlos a largo plazo.

Preparándose para un esprint y no un maratón con la automatización

Cumplir con el RGPD no es una tarea pequeña y se necesitan varias personas para llevarla a cabo. Los departamentos de IT están invirtiendo en soluciones de cumplimiento y seguridad para mantener el cumplimiento, pero los especialistas en marketing también deberían considerar realizar nuevas inversiones. Si un cliente solicita que se anule su suscripción a las comunicaciones de marketing, las empresas tienen una pequeña ventana para asegurarse de que se eliminen del sistema. Invertir en soluciones inteligentes basadas en inteligencia artificial (IA) para automatizar este tipo de actualizaciones es fundamental para garantizar que estén hechas de manera oportuna.

No hay duda de que el RGPD está cambiando la forma en que los mercadólogos globales interactúan con sus clientes de la UE. Sin embargo, muchos eligen adoptar este cambio y lo utilizan para crear un enfoque de marketing mucho más personalizado que eventualmente generará oportunidades potenciales más cualificadas y dirigidas. Con el proceso correcto, las personas y la tecnología implementadas, la era del consentimiento y el RGPD pueden conducir a conexiones más inteligentes y sólidas entre las organizaciones y los consumidores.