Henrik Sorensen / Getty Images

El jugador de baloncesto Stephen Curry ha construido su carrera en la NBA alrededor de poder hacer lanzamientos que otros no podían: triples desde una distancia demencial. Tradicionalmente, a los jugadores defensivos no les preocupaba mucho disputar estos lanzamientos a larga distancia; hay una probabilidad muy baja de que realmente lleguen a la canasta. Pero la estrella de los Golden State Warriors practicó y practicó hasta que dejaron de ser imposibles para él.

El juego de Curry es un ejemplo de lo que es asumir un riesgo competitivo. En lugar de enfrentarse cara a cara con otros jugadores en el área abarrotada justo debajo de la canasta, con la esperanza de encestar un lanzamiento hecho en medio de una dura competición, se posicionó donde otros no estaban: a 30 pies (unos 9 metros) de la canasta y perfeccionó una fuerza distintiva de lograr encestar un alto porcentaje de lanzamientos de larga distancia.

El director de Charm Offensive con sede en Londres (Reino Unido), Jon Buchan, un creador de campañas innovadoras de correo electrónico no solicitado, aplica la estrategia disruptiva de Curry en el baloncesto a las empresas: "Encuentre un hueco, una grieta en la armadura. ¿Qué es lo que nadie más está haciendo? ¿Por qué nadie más lo está haciendo? ¿Sería beneficioso ser bueno en eso? Si es así, pruébelo", escribe Buchan.

Adoptar el riesgo de mercado en nuestras carreras es un movimiento de alto porcentaje. Averiguar lo que nadie más está haciendo, y luego hacerlo bien, ofrece una gran posibilidad de tener éxito, de aceleración rápida e hipercrecimiento. Somos cada vez más conscientes de la importancia de asumir el riesgo de mercado cuando se trata de iniciar o hacer crecer un negocio, pero asumiendo que el riesgo de mercado también es un acelerador crítico de la perturbación personal que impulsa el crecimiento profesional individual. Mi lema es que las empresas no son disruptoras, la gente sí. Las empresas no pueden irrumpir a menos que la gente lo haga. Sin embargo, muchas personas no saben cómo se asume el riesgo de mercado cuando se aplica a su carrera.

Pruebe una de estas ideas disruptivas para acelerar su trayectoria profesional:

Cree una posición para usted mismo usando sus puntos fuertes distintivos como plantilla. Sarah Feingold era una abogada corporativa que disfrutaba expresando su talento artístico fabricando y vendiendo joyas en Etsy como un proyecto paralelo. Adoraba a la empresa y el concepto de Etsy, y cuando descubrió que estaba lanzando nuevas políticas, escribió al equipo de atención al cliente y le ofreció sus ideas como abogada. La rechazaron, así que contactó directamente con el fundador de Etsy y habló con él. Después de colgar, comenzó a pensar: "Puedo aportar valor a esta compañía, y está claro que necesitan el valor que podría aportar". Así que reservó un vuelo a Nueva York (EE. UU), llamó al fundador y dijo: "Iré para hacer una entrevista. Necesitas consejo interno y necesitas que sea yo". Debido a su voluntad de aceptar el riesgo de mercado y asumir un rol que aún no existía, Feingold pasó casi una década como asesora general en Etsy, en la intersección de sus pasiones –la creatividad y la ley–, en un trabajo que ella misma se diseñó.

Innovar un producto o servicio desde su posición. En 1979, las tasas de interés en Estados Unidos se dispararon, llegando a más del 20%, causando un problema real en la industria bancaria. En aquel entonces, el ahora exitoso inversor, filántropo y cofundador del Festival de Cine de Tribeca, Craig Hatkoff, acababa de graduarse de la escuela de negocios y trabajaba para el Chemical Bank, pero estaba a punto de perder su trabajo. Tenía una breve ventana para salvar su posición, y durante ese momento de gran incertidumbre, Hatkoff tropezó con la idea de que el banco garantizara préstamos asegurando la financiación real para los préstamos de otras partes, con la finalidad de aliviar el punto problemático creado por las altas obligaciones de interés del banco. La idea de Hatkoff, ahora conocida como "cartas de crédito en lugar de financiación", se convirtió en un instrumento financiero crucial para Chemical Bank y la industria en su conjunto, y él pudo salvar su trabajo. No todas las innovaciones son tan impactantes, pero cada empresa tiene puntos problemáticos que piden a alguien que acepte el riesgo de mercado para encontrar una solución.

Busque oportunidades fuera de su dominio. Cada vez más, estamos más lejos de ser definidos por el sector que marca nuestro certificado de estudios. La mayoría de los puestos que son considerados como los más demandados hoy en día ni siquiera existían cuando terminé la universidad, y esta evolución del mercado de trabajo independiente se está acelerando. Usted tiene una gama de habilidades, no solo una, y es probable que esté cualificado para contribuir de muchas maneras. Si es un gerente, considere la contratación no convencional como una táctica deliberada para irrumpir en su negocio. La veterinaria Lisa Aumiller asumió un riesgo de mercado e inició un servicio veterinario móvil, que después de unos años supera los 5 millones de dólares (más de 4 millones de euros) en ingresos anuales y emplea a más de 60 personas. Pero lo más disruptivo es a quién contrata Aumiller: siempre busca fuera de su dominio, contratando empleados de moda, fabricación de productos químicos, franquicias y otras disciplinas. A ella le gusta la gente que puede pensar fuera de las estructuras de la medicina veterinaria y ofrecer nuevas perspectivas a partir de la experiencia adquirida en otros campos. Y le gusta contratar a personas que han sido despedidas (por las razones correctas) porque siente que su negocio necesita empleados que estén dispuestos a desafiar el status quo. Dispuestos, de hecho, a desafiarla.

Cuando las personas innovan en sus carreras, se genera una energía disruptiva dentro de los equipos, empresas e industrias. Por el contrario, si no se toman riesgos de mercado –que adoptan movimientos como estos–, las carreras profesionales pueden estancarse y las empresas junto con ellas.

Pregúntese: ¿veo un nicho vacío que puedo llenar o una necesidad no satisfecha que podría abordarse mediante un cambio en mi situación? Puede ser un cambio dentro de su firma actual: cada negocio tiene nichos y necesidades desocupados que no se cumplen, grandes o pequeños. O tal vez desee cambiarse a una empresa diferente o incluso a un dominio diferente. Tal vez el papel que quiere existe o tal vez está esperando a que alguien defienda una idea y la venda.

Los disruptores no solo buscan las necesidades no satisfechas; buscan necesidades no satisfechas que encajen con lo que hacen bien: una posición de fortaleza personal. ¿Qué es lo que usted hace bien que otros en su esfera no tienen, y dónde puede poner ese superpoder en juego? Esa es su oportunidad de riesgo de mercado. No tenga miedo de hacer tirar un triple desde lejos.